Saltar al contenido

Procesa encarga a una eminencia cómo actualizar la normativa aduanera local

  • 3 min read

La Sociedad de Desarrollo de Ceuta, Procesa, ha adjudicado a Antonio de la Ossa, exdirector del Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT) una asistencia jurídica para concretar propuestas de mejora de los procedimientos y controles aduaneros que se aplican actualmente en la ciudad y que la patronal considera “obsoletos”.

El trabajo tiene un plazo de ejecución de 4 meses y ha sido adjudicado por 13.500 euros a un experto que suma más de 30 años de experiencia en Consultoría y Cumplimiento Aduanero, Regulatorio y Comercio Exterior. Durante su trayectoria profesional ha pasado por el Fondo Monetario Internacional (FMI) como experto en Asuntos Aduaneros en Latinoamérica y por el Banco Iberoamericano de Desarrollo como consultor aduanero.

Licenciado en Derecho, miembro del Cuerpo de Inspectores de Finanzas del Estado, académico de número de la Academia Internacional de Derecho Aduanero desde 2007 y miembro del Comité de calidad de la AEAT desde 2013, De la Ossa trabaja actualmente para la consultora Morison ACPM.

Fuentes de Procesa han explicado que “se trata de un estudio encargado a un experto para mejorar y agilizar los trámites aduaneros para la importación y exportación desde Ceuta”. “A petición de los empresarios se van a analizar todos los procedimientos aduaneros que se aplican actualmente para detectar aquello que se pudiera mejorar”, han añadido.

La presidenta de la Confederación de Empresarios de Ceuta (CECE), Arantxa Campos, ha recordado que cuando el resto de España entró en la Unión Aduanera europea la ciudad se quedó con una “normativa obsoleta” que no se ha renovado ni actualizado y que ya data de 1988, fecha de la última Orden Ministerial al respecto.

“Todo el Código Aduanero ha ido evolucionando salvo el nuestro y en nuestras reuniones con la Dirección General competente se nos ha trasladado la predisposición de la Administración General del Estado a estudiar la introducción de modificaciones que sirvan para actualizar y modernizar nuestra normativa de acuerdo con las necesidades de las empresas del siglo XXI”, ha contextualizado Campos.

Uno de los posibles nichos de negocio al que se otorga potencial para generar al menos cientos de empleos directos en Ceuta sería la generación de plataformas logísticas en las que las empresas no estuviesen obligadas a pagar impuestos por mercancías para su venta a cualquier lugar del mundo, negocio que la normativa vigente complica y casi imposibilita.

De la Ossa, un experto “preclaro” para Campos, debería plantear “propuestas concretas” de modificación que lo hagan más viable.


Fuente: El Faro de Vigo