Un día con un asesor legal // 1

CAPÍTULO 1

El efecto Spitz

 

C1_ElefectoSpitz

 

El día con un asesor legal, en nuestro caso José Mª Nubiola, socio del departamento jurídico de Morison ACPM, empieza muy pronto, muy pronto, muy pronto: a las 7 menos cuarto de la mañana en la piscina exterior del Real Club de Polo de Barcelona. Desde hace años, nuestro socio empieza su jornada laboral, siempre que está en Barcelona, ciudad donde vive con su mujer y sus tres hijas, en una piscina. “Es el momento de cargar pilas, de concentrarse en todo lo que va a pasar durante el día, de recapitular también lo que pasó el día anterior”, explica.

La sesión en la piscina dura 45 minutos. Entrena una vez a la semana en grupo, con entrenador, y el resto de días a través de una aplicación móvil donde le llegan las instrucciones que le envía el mismo técnico. Nubiola se está preparando para su próximo desafío: una triatlón en agosto en la isla de Menorca. “El departamento jurídico tiene algo de triatlón también –cuenta-. Debes ser bueno en el juzgado, bueno en el despacho, con los clientes y los colaboradores, y bueno estudiando e incorporando toda la jurisprudencia y los cambios legales a todos tus casos”. La triple corona.

Decía Mark Spitz,, histórico campeón olímpico de natación, que “todos los deportistas quieren ganar medallas de oro, pero pocos quieren entrenar con la intensidad necesaria para conseguirlas”. José Mª Nubiola lo tiene claro: el paso por la piscina le permite empezar su jornada laboral con más fuerza y con mayor intensidad. “Sólo si vas siempre a por la medalla de oro, cuando algo sale un poco mal, sigues manteniéndote en el podio”.

 

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *